Tamaño letra:

El pasado 26 de marzo, primer día del Solemne Besamanos de Nuestra Señora de la Soledad, se celebró el XXXIII Pregón de la Hermandad, decano de nuestra localidad, que en esta ocasión corrió a cargo de N.H.D. Manuel Polvillo Luque.

Abrió el acto la Banda Santísimo Cristo de los Remedios con la interpretación de la marcha 'Pilatos a Jesús'. El acto fue presentado por Isabel María Santed Chaves, quien hizo mención a todas las personas afectadas por la pandemia y la guerra para que las manos del Santísimo Cristo de los Remedios y Nuestra Señora de la Soledad les den alivio y consuelo, y los acompañe en todo momento. Recordó también la trayectoria del pregonero como costalero, miembro del grupo de capataces, integrante de la comisión de engalanamiento del próximo 25 de julio y del Coro de Campanilleros.

Posteriormente, dio paso al presentador del pregonero, D. Alejandro Ortiz Rodríguez, más conocido como ‘Álex Ortiz’, quien tuvo como preludio la intervención de la Banda con la marcha 'La pasión'. Amigo personal del pregonero, Álex Ortiz le dedicó bellas palabras llenas de cariño, definiéndole como “un gran embajador de Castilleja de la Cuesta".

Comenzaba después el pregón de Manuel Polvillo, quien comenzó su intervención recordando el lema de la Hermandad: "Anunciamos tú muerte, proclamamos tú Resurrección" y dedicándole bellas palabras al Santísimo Cristo de los Remedios: “Y ya no habrá, dolor ni habrá quebranto. Y estaremos por fin todos juntos, y habrá lirios de Dios por la Plaza en la tarde de un Viernes Santo”.

Continuó el pregonero hablando de la pandemia, que ha retrasado dos años su pregón, mientras la Banda tocaba la marcha 'Ave María': “Todo enmudeció y quedó en silencio”.

Prosiguió hablando del Santísimo Cristo de los Remedios (“Lloran tus hijos al verte pasar por la calle Enmedio… Lloramos tu muerte, oh, Santísimo Cristo de los Remedios”), a lo que siguió una bella saeta dedicada al Señor e interpretada por N.H.D Leopoldo Chaves Rodríguez. Continuó Manuel Polvillo hablando de la Coronación Canónica de Nuestra Señora de la Soledad, de la que dijo que nunca podrá olvidar: “Todo es color de alegría y satisfacción. No habido un día igual en Castilleja que se le pueda comparar. Ya todo ocurrió. Todo quedó en nuestro corazón. Qué alegría más grande, volver a recordar con emoción, tu Grandiosa Coronación”.

Se centró después el pregonero en el Domingo de Resurrección, refiriéndose a los “papelillos coloraos que caen del cielo, y forman una alfombra de amor, para que se pasee el majestuoso Simpecao en su Carreta (…) Me gusta Castilleja y mi Hermandad cuando una voz divina, le canta una ‘Salve’, de amor y bondad a la Virgen de la Soledad”, interpretando en ese momento N.H.D. Francisco Rosales Oliver la Salve ‘Soledad Divina’.

Relató después el paso de Nuestra Señora de la Soledad por la calle Convento: “Venid, placeños … Todos venid. Que viene por la calle Convento y ya está en su arco. La Reina de Castilleja”. Después de estas palabras, Álex Ortiz dedicó una preciosa saeta a la Virgen, tras lo que Manuel Polvillo se refirió a la plaza de Santiago como testigo de las fiestas patronales, fiestas del Patrón de España y Castilleja, hablando a continuación del arte de la gente de 'La Plaza'.

A continuación, la Banda interpretó la marcha 'Mi Cristo moreno' y a los sones de la guitarra de Manuel del Saz Díaz de Mayorga el pregonero aludió al paso de las carretas del Rocío: “…Y te esperaré y mi alma se romperá si no vienes aquí”.

Recordó también Manuel Polvillo al que nombró como “eterno Hermano Mayor”, Antonio Chaves, y pidió a Dios que bendijera a los distintos grupos de la Hermandad.

Visiblemente emocionado, el pregonero continuó con estos versos: “Y las gracias te doy, Santísimo Cristo de los Remedios, por tanto como me diste. Incluso en las horas más tristes siempre a mi lado estuviste. Te juro por mi salud que cuando me llames y quieras, yo vuelvo, pues no cabe en una vida entera mi gratitud por ser hoy tu pregonero”.

El coro de Campanilleros ‘Nuestra Señora de la Soledad’ cantó la copla ‘En la cima del monte Calvario’, tras lo que el pregonero pidió un aplauso de reconocimiento y agradecimiento a la comisión de la Obra Social Nuestra Señora de la Soledad por su labor. Tras ello, N.Hna. Dña. Patricia del Rio cantó una saeta a Nuestra Señora de la Soledad.

Ante el aplauso de todos los presentes, Manuel Polvillo Luque terminó su pregón así: “Finalizo mi oración y te digo con satisfacción, Soledad del alma mía… que mientras me quede voz diré arrodillado ante Ti, que tú para mí en el cielo y en la tierra, con Corona o sin Corona, eres la Patrona de las Patronas”.

A modo de conclusión del acto, la Banda tocó 'Soledad, Rosa de Castilleja' y la Marcha Real, tras lo que se entregaron diplomas a los artistas invitados y un cuadro al presentador del pregonero, así como al pregonero con la imagen de Nuestra Señora de la Soledad.

FOTOS: Sheila Criado.