Tamaño letra:

Durante los días comprendidos entre el 14 y el 16 de marzo del presente año, tuvieron lugar los Solemnes Cultos en honor al Santísimo Cristo de los Remedios, Asilo y Proyector de nuestra Villa.

El Rey de Castilleja lució erigido sobre un Monte Calvario de luces, desde el cual recibió los ruegos y las promesas de su pueblo.

El Rvdo. Padre Don Martín González del Valle, párroco de Santa María de la Oliva de la localidad de Salteras, predicó de manera sublime y llena de recogimiento el piadoso Triduo al Santo Cristo de Santiago, siendo su prédica una exaltación al amor y la misericordia de nuestro Salvador.

Seis jarras ornamentales adornaban el banco del altar; compuestos sus ramos por astromelias, rosas de pitiminí y cardos borriqueros en miniatura, dando el toque de color a la imponente arquitectura efímera.

Destacaba, en el fondo del dosel, el emblema del Sagrado Corazón de Jesús, que se vislumbraba sobre el querubín alegórico de la Fe que remata en el centro del túmulo del Señor de Castilleja de la Cuesta.

Durante estas jornadas, Nuestra Señora de la Soledad presidía el retablo de la Capilla Sacramental. Podíamos completar, una vez más, la estampa a la que los feligreses de Santiago el Mayor estaban habituados hasta la década de los setenta del pasado siglo.

Desde estas líneas, queremos agradecer a todos los hermanos la asistencia a los cultos cuaresmales y, en especial, al Coro Litúrgico ‘Nuestra Señora de la Soledad’ por ponerse al servicio de nuestra Hermandad una vez más.

TEXTO: Gregorio Quesada Rubiano.

FOTO: Antonio Jesús Sánchez Guerra.