Tamaño letra:

Ya ha concluido la intervención realizada por N.H.D. Manuel Francisco Luque Posada, conservador de obras de arte, en la peana-nube de Nuestra Señora de la Soledad, una actuación dirigida principalmente a ampliar dicho elemento del paso de gloria.

Los trabajos de ampliación material fueron realizados por el tallista José Manuel Rodríguez Melo, que acuñó unas piezas de madera de pino, mismo tipo de soporte que la obra original, en los laterales de la pena.

Para ello, retiró todos los elementos metálicos con los que se unían estas piezas para sustituirlos por espigas de madera y en las aberturas y fendas que se observaban en las cabezas de los querubines se le embutieron chirlatas de madera para subsanar el problema.

Cabe señalar que se observaron golpes y levantamientos de la policromía después de la intervención que se le realizó en el año 2008.

Antes de acometer los primeros procesos se lijaron las nuevas piezas añadidas de madera de pino para después aplicarle aguacola como imprimación antes de la aplicación de la preparación. Se fijaron los levantamientos de la policromía previamente a realizar ninguna intervención.

A continuación, se realizó una preparación con estuco tradicional realizado con sulfato de cal y cola de conejo para recibir así la nueva policromía y para la reintegración de las zonas que había perdido la preparación original. Después se realizó un proceso de enrasado de todas las nuevas piezas a la misma vez que de las zonas reintegradas. Por último, se acometió la reintegración de la policromía mediante la técnica del tratteggio con acuarelas y siguiendo las líneas curvas de los estofados de oro. Primero, con líneas doradas, y luego con tonos azules y sienas para unificar los tonos de la nueve. Para finalizar, se aplicó una protección de la pieza con barniz.