Tamaño letra:

Con el maravilloso recuerdo de la procesión de febrero de 2020, previa a todo lo que hemos vivido después con motivo de la pandemia, este año, la fiesta de la Presentación del Señor en el Templo (antigua de la Purificación de Nuestra Señora), conocida popularmente por todos como “La Candelaria”, ha recuperado su formato de los últimos años. Una fiesta que estuvo en clara decadencia en la Hermandad durante décadas y que desde hace varios años se ha reactivado de una manera muy importante.

La Función Solemne se llevó a cabo el jueves 3 de febrero, día siguiente a la fiesta, con una Eucaristía que presidió el párroco y director espiritual D. José María Losada Lahera, dando comienzo con el rezo del Santo Rosario a las 19:30 h. en la iglesia parroquial de Santiago Apóstol. Al finalizar el rezo del Rosario, se formaron dos filas con las personas presentes y sus velas encendidas en la mano, desde la capilla del Santísimo Cristo de los Remedios. Al inicio, la cruz parroquial e incensario y cerrando el sacerdote, el cual, antes de la procesión claustral bendijo las candelas de los presentes.

Por su parte, el Coro Litúrgico “Nuestra Señora de la Soledad” junto al órgano, acompañó musicalmente la Función, la cual terminó con la entonación del Himno de la Virgen de la Soledad que presidía el templo en el retablo mayor vestida con saya azul bordada en oro y manto de color burdeos liso. En su mano izquierda portaba como es tradición la imagen del Niño Jesús con el batón de cristianar y en su mano derecha una vela.

Con un día de por medio, llegó el sábado día 5, con un tiempo espléndido y primaveral, jornada en la cual la Candelaria se hizo fiesta en la Casa Hermandad durante toda la jornada. Previamente, desde las 12:00 h., la Banda de Cornetas y Tambores “Santísimo Cristo de los Remedios” realizó un bando-pasacalle por diversas calles del pueblo para anunciar la alegre jornada.

La fiesta, la convivencia, la alegría, estuvieron presentes en la Casa Hermandad, donde los hermanos pudieron disfrutar de ricas tapas y bebidas hasta la llegada de la tarde que culminaría con la salida del simpecado de Nuestra Señora de la Soledad entronizado en su carreta plateada.

A las 19:45 h. se produjo el pasacalle de la Banda de Música “Santa Ana” de Dos Hermanas. Fueron constantes las marchas alegres, pasodobles y composiciones militares que se interpretaron para esta festiva jornada, todo ello complementado por el cante y los vivas ofrecidos principalmente por la juventud de la Hermandad al glorioso simpecado de la Virgen.

La salida del simpecado se llevó a cabo a las 20:30 h., realizando a continuación el siguiente recorrido: Plaza de Santiago, Lepanto, Enmedio, Manuel García Junco, Real, Convento y plaza de Santiago. Cabe destacar el momento de la entrada a la calle Real con la marcha “Esperanza de Triana Coronada”, el rezo a nuestros hermanos difuntos en la esquina de la calle Virgen de Loreto y la entrada en la plaza con “Pasan los Campanilleros”. La recogida del simpecado se produjo pasados algunos minutos de las 22:00 h. mientras fue colocado ante la Virgen de la Soledad y la banda interpretaba su himno.

La carreta por su parte lucía espléndida y brillante, con sus candelabros de guardabrisa con cera blanca encendidos y dos focos de iluminación artificial que hacían lucir especialmente el brillo del metal plateado. Por su parte, el exorno floral ejecutado por floristería Añil en tonalidades rosáceas principalmente, estuvo compuesto por las siguientes especies: rosas pink mundial, orientales rosas, clavel “antigua”, pittosporum y gerbera rosa.

Con la alegría de celebrar a Nuestra Señora de la Soledad y de la convivencia entre hermanos y amigos, la Hermandad de la Plaza volvió a poner de nuevo en la calle a la Santísima Virgen a principios del nuevo año, como antesala de la próxima Cuaresma que se acerca donde, de nuevo, nos volverá a congregar en torno a Ella para celebrar la fiesta principal de la Hermandad.

TEXTO: Manuel Pablo Rodríguez Rodríguez.

FOTOS: Manuel Pablo Rodríguez Rodríguez, Antonio Jesús Sánchez Guerra, Aurora Barrero Rosales, Rafael Tovar Villadiego, Rocío Norte Camino, Jesús Bueno Ruiz, José Rodríguez Polvillo.