Tamaño letra:

Tras un mes de diversos trabajos de conservación y restauración por parte de Musae Restauración de Arte S.L., la Imagen del Niño Dios de la Hermandad Sacramental de Santiago Apóstol de Castilleja de la Cuesta ha recuperado su policromía original, por lo que podrá procesionar el próximo 2 de febrero, festividad de la Candelaria, junto a Nuestra Señora de la Soledad con motivo del 650 aniversario del patronazgo de Santiago Apóstol sobre la localidad y el 225 aniversario de la fusión de la Hermandad.

Una vez concluida la restauración, la Imagen fue bendecida el pasado día 6 por parte del párroco y director espiritual de la Hermandad, D. José María Losada Lahera, durante la Función Solemne por la Epifanía de Nuestro Señor Jesucristo.

Intervención de Musae

La intervención ha sido realizada por Musae Restauración de Arte S.L., entidad formada por Ana Cordero, Sheila Criado y Esther Soler. En primer lugar, se realizaron diversos estudios a la obra, como los exámenes de fluorescencia visible UV, los cuales sirvieron para averiguar el porcentaje del repinte no original que presentaba la imagen.

El Niño de Dios, fechado en 1911 y de autor anónimo, ha sido tratado con minuciosidad, subsanando importantes grietas que estaban provocando daños en la policromía de la Imagen. Los procesos más importantes llevados a cabo han sido la retirada de múltiples clavos oxidados que estaban generando graves daños estructurales a la obra y una limpieza profunda de la policromía.

Tras realizar varias catas de limpieza de diferente grado de profundidad, se consiguió rescatar la policromía original, encontrándose ésta en un estado óptimo de conservación, recuperando los tonos sonrosados perdidos, además de detalles anatómicos como las pestañas policromadas originales y el color original del cabello. A su vez, se han rescatado volúmenes ocultos por estucos no originales.

Como complemento a lo anterior, se han cambiado los sistemas de sujeción por unos más actuales en acero inoxidable y se ha tratado el soporte donde irá sujeto a la imagen de Nuestra Señora de la Soledad durante la procesión conmemorativa del próximo 2 de febrero.